BUSCANDO UN MILAGRO

Foro creado en Còrdoba (Argentina) de ayuda e informaciòn para parejas que sufren el problema de no poder tener hijos.
 
ÍndiceFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Lo tiene muy merecido!!!!!!!!! (De La Voz del Interior)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
alita
Amig@ del Alma
Amig@ del Alma
avatar

Cantidad de envíos : 804
Edad : 41
Localización : Cordoba
Fecha de inscripción : 27/07/2010

MensajeTema: Lo tiene muy merecido!!!!!!!!! (De La Voz del Interior)   Lun 04 Oct 2010, 10:11

Nobel de Medicina para el pionero de la fertilización in vitro, Robert Edwards

El investigador británico fue galardonado por ese logro que ayudó a millones de parejas infértiles a tener hijos.

El británico Robert Edwards, de 85 años de edad, ganó hoy el Premio Nobel 2010 de Medicina por el desarrollo de la fertilización in vitro, un avance sustancial que ha ayudado a millones de parejas infértiles a tener hijos.

"Sus logros han hecho posible el tratamiento de la infertilidad, un problema médico que afecta a una gran proporción de la humanidad, incluso más de 10% de las parejas en todo el mundo", dijo el comité del premio de medicina en un comunicado.

Edwards, un profesor emérito de la Universidad de Cambridge, comenzó a trabajar desde la década de 1950 en la técnica de fecundación in vitro, un procedimiento por el cual los óvulos son fertilizados fuera del cuerpo y son implantados posteriormente en el útero. El científico desarrolló la técnica junto con Patrick Steptoe, quien murió en 1988 (ver Quién es Edwards).

El 25 de julio de 1978, la británica Louise Brown fue el primer bebé nacido mediante el procedimiento, marcando una revolución en el tratamiento de la infertilidad (ver características de la fertilización in vitro en Wikipedia).

Logro. "Aproximadamente cuatro millones de personas han nacido gracias a la FIV", dijo el comité. "En la actualidad, la visión de Robert Edwards es una realidad y trae alegría a las personas infértiles en todo el mundo", agregó.

En la actualidad, la probabilidad de que una pareja infértil tenga un bebé tras un ciclo de FIV es de una en cinco, más o menos igual que las parejas sanas cuando buscan concebir de forma natural.

Steptoe y Edwards fundaron la primera clínica de FIV en Bourn Hall, en Cambridge.

En un comunicado emitido antes del anuncio del Nobel, Bourn Hall dijo que uno de los momentos en los que Edwards se sintió más orgulloso fue al descubrir que había nacido 1.000 bebés de probeta en Bourn Hall desde Louise Brown, y que le transmitió esa noticia a Steptoe, gravemente enfermo, poco antes de su muerte en 1988.

"Nunca olvidaré la mirada de alegría en sus ojos", dijo Edwards.

El comunicado de la clínica dijo que Edwards no estaba "lo suficientemente bien (de salud) como para dar entrevistas".

El galardón en medicina es el primero de los Premios Nobel 2010 en ser anunciados. El martes se anuncia el premio de física, seguido por el de química el miércoles, el de literatura el jueves, el Premio Nobel de la Paz el viernes y el de economía el lunes 11 de octubre.

Premios. Los prestigiosos premios fueron creados por el industrial sueco Alfred Nobel. El primero fue entregado en 1901, cinco años después de su muerte. Cada premio incluye 10 millones de coronas suecas (un millón y medio de dólares), un diploma y una medalla de oro.


Quién es Edwards, el ganador del Nobel por la fecundación in vitro

La historia del "padre" del primer bebé probeta.

Robert Geoffrey Edwards, el "padre" del primer bebé probeta, fue galardonado hoy con el premio Nobel de Medicina, 32 años después de revolucionar el mundo con el resultado de sus investigaciones sobre la fecundación in vitro, que permite a parejas infértiles tener hijos.

Desde el nacimiento del primer bebé probeta, la británica Louise Brown en 1978, unos cuatro millones de personas han nacido gracias a este método, que consiste en fecundar el ovocito fuera del cuerpo de la mujer e introducirlo luego en el útero.

Genetista. Edwards, condecorado con la Orden del Imperio Británico y varios reconocimientos médicos de prestigio, nació en la ciudad inglesa de Mánchester el 25 de septiembre de 1925 y se doctoró 30 años después en el Instituto de Genética Animal de la Universidad de Edimburgo tras estudiar el proceso de reproducción en ratones.

Con varios descubrimientos cruciales a sus espaldas, Edwards decidió pasarse a la reproducción humana, consciente de que el avance de sus investigaciones podría llegar a atajar el problema de la infertilidad que afecta a un 10% de las parejas, y a diagnosticar problemas genéticos antes de que el embrión fuese implantado en el útero.

En 1963 entró en la Universidad de Cambridge y siguió realizando progresos en sus estudios a base de poner en duda las "convenciones" médicas sobre la fertilidad humana.

Así, seis años más tarde Edwards logró por primera vez fertilizar un óvulo totalmente fuera del cuerpo femenino, con lo que consiguió el reconocimiento de la comunidad científica internacional.

Los intentos. A continuación, comenzó a estudiar cómo implantar el óvulo humano fecundado en el útero de la madre y descubrió los avances en el campo de la cirugía de quien desde poco después sería su compañero de investigación, el ginecólogo Patrick Steptoe.

El primer intento tuvo lugar en 1972, pero fracasó en la décimo-tercera semana de embarazo.

A partir de entonces, Edwards y Steptoe decidieron suprimir los tratamientos de hormonas que habían empleado hasta la fecha por los problemas que causaban, confiando en que sus avances científicos lograrían superar el hecho de sólo disponer de un óvulo.

Varios años después, en otoño en 1977, el matrimonio Brown llamó a la puerta de esta pareja de científicos: Lesley Brown no tenía trompas de Falopio y precisaba de un "milagro" médico para quedarse embarazada.

La primera bebé. Edwards y Steptoe hicieron sus cálculos, aplicaron sus últimos avances y el 25 de julio de 1978 nacía Louise Brown, la primera bebé probeta.

Durante la década previa a este descubrimiento, los dos investigadores tuvieron que luchar contra quienes les atacaban desde el mundo de la ética y la religión, y contra sus propios colegas, que temían bebés con malformaciones o secuelas.

El hoy galardonado con el premio Nobel de Medicina cofundó la primera clínica especializada en fecundación in vitro en 1980 en Cambridge. Ocho años más tarde, falleció su compañero de investigación Steptoe.
Volver arriba Ir abajo
alita
Amig@ del Alma
Amig@ del Alma
avatar

Cantidad de envíos : 804
Edad : 41
Localización : Cordoba
Fecha de inscripción : 27/07/2010

MensajeTema: Re: Lo tiene muy merecido!!!!!!!!! (De La Voz del Interior)   Lun 04 Oct 2010, 11:44

Historia de los bebés nacidos con ayuda
(si pueden entrar en La Voz, esta la foto)
http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/historia-de-los-bebes-nacidos-con-ayuda#

Hasta hace unas tres décadas, la única solución para las parejas infértiles era la adopción. Hoy, la medicina reproductiva cuenta con tantas herramientas para ayudar a estos futuros papás que el término “infertilidad” casi ha desaparecido del vocabulario médico.

Los inicios. Fue en 1776 cuando se produjo la primera asistencia médica a la procreación, el primer “embarazo con ayuda” del que tenemos registro: en Londres, el cirujano John Hunter tomó con una jeringa el semen un hombre con hipospadia (deformación del pene que hace que al momento de la eyaculación el semen caiga fuera de la vagina) y lo depositó en la vagina de su esposa, obteniendo un embarazo. Desde entonces esta rama de la medina nunca dejó de crecer.

Más tarde, en 1779, el científico italiano Lázaro Spallanzani, realizó la primera inseminación artificial exitosa en mamíferos.

Un año después, Walter Heape, de la Universidad de Cambridge transfirió exitosamente embriones de conejo: recuperó dos embriones al lavar las trompas de una hembra fecundada horas antes y luego los transfirió a las trompas de una coneja mestiza. De estos embriones nacieron seis conejos absolutamente normales.

Otras publicaciones que suman importancia son los que investigan la ovulación. En este punto, Ogino y Knaus (1933) demostraron la relación entre el ciclo femenino normal y la ovulación, de donde surgen, aparte de los conocimientos del momento exacto de ovulación, el método calendario de anticoncepción según las fechas del ciclo.

Los estudios se fueron sucediendo en un sinfín de avances que llevaron a que en 1969, Robert G. Edgard, biólogo inglés, corroborara la fecundación de ovocitos in vitro que no pudieron ser transferidos.

Louise, la primera gran satisfacción. Fue hace 30 años cuando la ciencia de la fertilidad asistida dio el paso fundamental que traería los últimos grandes avances.

En 1978, Patrick Steptoe, ginecólogo inglés, y Robert G. Edwards, genetista y ganador del premio Nobel de Medicina, luego de incansables estudios y numerosos fracasos, dieron a conocer el nacimiento de la primera niña nacida a través de la medicina reproductiva. Fue Louise Brown. Su nacimiento fue el puntapié inicial para innumerables mejoras en las técnicas utilizadas originariamente, lo que mejoró las tasas de éxito de cada intento.

Una década más tarde, Lanzendorf publicó un novedoso sistema ICSI (Intra Cytoplasmatic Semen Inyection) mediante el cuál nacieron nuevas esperanzas para muchos hombres cuyo daño espermático era tal que, antes de este descubrimiento sólo hubieran tenido el recurso de acudir a la donación de esperma para que su esposa logre una concepción.

Las diferentes técnicas que se fueron sucediendo trajeron consigo ilusiones y fracasos, y sólo lograron instalarse en la práctica médica las que permitían los mejores resultados. Así, la Fertilización In Vitro de Edwards y Steptoe es, básicamente, una de las más utilizadas hoy.

En la actualidad es posible algo que hace unos pocos años no se cruzaba por la imaginación de los especialistas: la vitrificación de óvulos, lo que significa, por ejemplo, que una mujer que debe ser tratada con quimioterapia o con radioterapia a raíz de un cáncer puede, antes de iniciar el tratamiento, congelar sus propios óvulos para ser madre cuando la enfermedad haya sido superada. También se pueden criopreservar espermatozoides, aunque este en un descubrimiento que tiene más de 80 años de historia.

No podemos negar lo bueno que han sido los avances en esta especialidad para la humanidad entera, a la vez que no podemos negar lo peligroso que puede ser utilizar estos avances sin escrúpulos, ética ni responsabilidad.

Nuestro compromiso es trabajar de forma eficiente, dando respuestas a esas familias que tienen dificultades para ver llegar a sus hijos tan esperados.

* Gustavo Gallardo es Ginecólogo, diplomado en Medicina y Biología de la Reproducción e integrante del centro de medicina reproductiva Nascentis.
Volver arriba Ir abajo
 
Lo tiene muy merecido!!!!!!!!! (De La Voz del Interior)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¿Qué resolución tiene tu pantalla?
» ¿Qué tiene Alemania para ser el país más trabajador del mundo?
» Tiene casi 4 meses y ya no se llena con la leche
» La cerveza tiene el mismo efecto que el yoga
» El valentó gallego, no tiene cojones

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
BUSCANDO UN MILAGRO :: NOTAS SOBRE INFERTILIDAD-
Cambiar a:  
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Numero de Visitas